PETER DOIG: PINTURA NARRATIVA, ABSTRACCIÓN CULTURA POPULAR.

El Atril

Por: Isabel Rezmo

Peter Doig es un artista escocés contemporáneo, considerado uno de los pintores representativos más importantes de la actualidad. Sus cuadros se caracterizan por centrarse por igual en los paisajes y en las figuras, fundiendo referencias históricas y personales en abstracciones pictóricas con composiciones distintivas. Las obras de Doig son a la vez un diario y una obra universalmente relevante, ya que forman instantáneas poderosas y conmovedoras de la existencia contemporánea, como un viaje de esquí en la infancia o una canoa de color naranja. Ferozmente ecléctica, su práctica no comparte ninguna fórmula central, y en su lugar funciona como parte de un todo que proporciona una visión de su historia personal y su ethos político. «No intento que los cuadros se parezcan a las fotos», ha dicho sobre su proceso.

«Quiero hacer cuadros utilizando las fotos como referencia, como hacían los pintores cuando se inventó la fotografía».

«Elegí la pintura por la libertad que ofrece y, sobre todo, porque me gusta trabajar solo. Me gusta estar a mis cosas. Me interesa la historia de la pintura y disfruto con las limitaciones que su inmensa riqueza y variedad me imponen. También aquí hay que elegir. Ya se han hecho tantas cosas

Vida y Trayectoria

Peter Doig nació en Edimburgo en 1959, creció en Trinidad y Canadá, estudió en la St. Martin School of Art y la Chelsea School of Art y actualmente reside y trabaja entre Trinidad, Londres y Nueva York.

«Este tipo de vida ha tenido una importante influencia en mi pintura, porque me ha abierto a temas que de otro modo no se me habrían ocurrido. Si hubiera pasado la vida en un solo pueblo, ciudad o país no hubiese sido lo mismo. Vivir en un sitio no es igual que visitarlo, y he tenido la suerte de vivir en lugares que no solo aparentemente son distintos entre sí. Todos han tenido un profundo impacto en mi forma de pintar y en lo que pinto.«

Sus obras, que en un primer vistazo llaman nuestra atención por su potente colorido, muestran paisajes y arquitecturas de una belleza seductora tras los que subyace un tono melancólico o solitario, tensión latente o tragedias al acecho. Sus escenas resultan al espectador tan extrañas como familiares y tienen como punto de partida fotografías privadas de Doig o fotogramas fílmicos e imágenes tomadas de los medios de comunicación, de portadas de discos o posters de películas. El resultado entremezcla cultura pop e historia del arte y nos resulta especialmente enigmático por su combinación de romanticismo y atractivo siniestro.

La Fundación Beyeler de Basilea ha abierto  muestra que reúne sus pinturas al óleo más significativas, trabajos en papel donde Doig volcó sus intereses más experimentales y un mural de dimensiones monumentales de reciente creación.

Sus obras, que en un primer vistazo llaman nuestra atención por su potente colorido, muestran paisajes y arquitecturas de una belleza seductora.

Profesor de pintura en la Academia de Arte de Düsseldorf, el escocés es un creador polifacético que domina una amplia gama de técnicas tanto de tradición arraigada como muy actuales. En sus trabajos, habitualmente de gran formato, podemos reconocer a menudo motivos de Canadá o Trinidad insertos en atmósferas luminosas pero también llenas de misterio que evocan pinturas de paisaje de Gauguin, Bonnard o Henri Matisse. No hay en su obra, no obstante, exotismo ni espacios paradisiacos, sino el reflejo de ciudades caóticas despojadas, las huellas del ruido, objetos encontrados.

Son lugares comunes en su pintura las aguas estancadas, las canoas de aire atemporal navegando en ellas y la nieve. Desde unos inicios marcados por una paleta cromática oscura y pastosa evolucionó hacia tonalidades más claras, que cubren mayores superficies y que dan lugar a piezas que, en los últimos años, se acercan a la abstracción, al sueño o a la fantasmagoría.

Doig confiesa que su proceso de trabajo reúne intuición y reflexión y que es siempre lento, no tanto por el tiempo concedido a la ejecución como por el destinado a la concepción de sus pinturas y de su muy destacada obra gráfica.

Obra

Su obra, donde son notables sus paisajes, recuerda su infancia y juventud en Canadá. Muchas veces es inspirada por fotografías, aunque no sigue el estilo fotorrealista. Posteriormente ha utilizado como inspiración sus experiencias en Trinidad y las influencias del pintor latinoamericano Armando Reverón.

El estilo de Doig muestra la influencia de los pintores impresionistas, postimpresionistas y expresionistas, como Claude Monet o Edvard Munch.

«Es el espectador quien tiene que sentirlo y responder a eso. Yo no me atrevería a afirmar que haya un aspecto erótico en mi pintura. Incluso aunque estuviera de acuerdo. Si funciona, pues mejor. Pero es una impresión, no es algo que un artista pueda decir de su obra, a no ser que sea demasiado evidente y descarado».

En el año 2007, su cuadro White Canoe (Canoa blanca), alcanzó en una subasta el mayor precio pagado hasta entonces por una obra de un artista europeo vivo, y fue vendido por casi nueve millones de euros.

En la actualidad, sus obras se encuentran en las colecciones del Instituto de Arte de Chicago, la Galería Nacional de Arte de Washington, D.C., la Tate Gallery de Londres y la Colección Goetz de Múnich, entre otras.

Conocido por capturar inquietantes paisajes en su obra pictórica, Peter Doig ha logrado construir una sólida carrera artística, en las últimas tres décadas. Su  inigualable técnica, abraza las tradiciones de la pintura narrativa, la abstracción y elementos contemporáneos de la cultura popular, nociones que dan como resultado pinturas de colores fascinantes. Bajo una mirada verdaderamente conmovedora, el artista desarolla relatos visuales que retoman la relación del hombre con la naturaleza.

Es el último artista seleccionado por Kim Jones, director artístico de Dior, para colaborar en la nueva colección de menswear. El trabajo creativo de Jones nunca decepciona, además, se ha caracterizado en los últimos años por llevar a cabo una fuerte carga artística, usualmente entrelazando el mundo de la moda con el arte, de manera impecable. Sus colaboraciones más recientes se realizaron en conjunto a importantes referentes del mundo del arte como Amoako Boafo y Kenny Scharf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.