HACIA LA LUZ, DE ANTONIO CAPILLA LOMA

Aquel sillón de cuadros

Por: Inma J. Ferrero

“Hacia la luz” de Antonio Capilla, publicado en Vitruvio Ediciones, es el testimonio de que “luz” y “poesía” están ligadas íntimamente en lo que se refiere a la búsqueda de lo sublime. La poesía aparece en el libro como “senda de conocimiento”, ya que a través de ella lograremos entender todo aquello a lo que la razón no llega por sí misma, porque es necesario una sensibilidad especial para llegar a ese conocimiento de lo profundo, que sólo la poesía nos revela.

Teniendo en cuenta la forma, nos encontramos ante un libro compuesto de con unos sesenta poemas, repartidos en seis apartados. El poeta utiliza la métrica tradicional, y esto lo hace de un modo fluido y preciso; donde el ritmo, la musicalidad y la armonía hacen de cada poema un canto único que enlaza con el alma del lector, llevándole al deleite de la palabra, a saborear y hacer suyo cada verso en el que participa. Ya que Antonio Capilla a través de su poesía nos nutre y nos hace partícipes de todo aquello sentido en cuerpo y alma. Es relevante la profunda visión existencialista, incluso mística, de los poemas que forman parte de este poemario donde el autor nos muestra la luz como el medio a través del cual llegaremos a la luz del conocimiento, verdadera deidad del mundo que nos rodea, pues a través de la palabra encontraremos la libertad que el conocimiento nos ofrece como don.

Lo que más me sorprendió fue encontrarme ante un poemario y un autor que reivindicaba un estilo poético que algunos podrían considerar caduco y otros un emotivo homenaje a los grandes clásicos de la literatura. Un léxico muy elaborado, que pule sin pudor la palabra; métrica y profundidad en el mensaje, No podemos negarle la originalidad a una propuesta así en los tiempos que corren. Pero no, no nos encontramos ante una imitación de los clásicos, sino ante la experimentación que va más allá de lo cotidiano y manido en poesía.

No podemos olvidar tampoco la temática del amor, tan importante en este libro, un amor que abarca todos los matices, porque solo a través de él podemos iniciar el camino. El primer poema del libro, dedicado a su mujer deja clara muestra de que el amor es fuente, es fruto, es luz, y por tanto es conocimiento “Hoy me miro, mujer, en tu mirada / y me siento prendido de tu luz.(…) me conforta la dicha de quererte /y en tu amor la certeza de estar vivo.”

A lo largo de todo el poemario podemos apreciar el gusto clásico de Antonio Capilla que, a través de imágenes dinámicas, llenas de profundidad y belleza nos acerca al sentir poético del autor, sentir que no se limita a lo artificial, a lo meramente estético, puesto que su voz, la voz poética que grita en este poemario, es firme y cristalina como un bisturí que ha de llegar al alma para dejar allí su acento, en una eternidad que solo la palabra puede hilvanar dentro de nosotros. Pero este libro, no es solo un libro de amor, de lo humano o de la vida, es también un libro filosófico, íntimo, que nos lleva a saborear uno a uno cada poema, dejando en nosotros aquel hambre que solo la poesía auténtica es capaz de dejar. “Y el ser humano, el ser /que ansío sublimado,/ ave fénix surgida / de su propia aflicción / de su propia miseria / de su propia oquedad / como águila de fuego / que se eleva en la noche/ con las alas del tiempo,/ nos nacerá sublime en el amor”.

Por lo tanto, podemos afirmar que estamos ante un poeta que mima el lenguaje y no se deja llevar por modas o corrientes: sostiene la poderosa lanza de su estilo frente a un panorama poético contemporáneo que, demasiado a menudo, vira hacia la superficialidad. La poesía de Antonio Capilla es densa; no se lee de una pasada: hay que adentrarse, paladearla, dedicarle una segunda y una tercera lectura para apreciar todos sus matices. Lo cierto es que merece la pena.

Por último, debo agregar que más allá del análisis que podría tener “Hacia la luz”, esta obra no es tan sólo una metáfora de lo contemporáneo también es un acto real que representa la lucha hacia el conocimiento. Conocimiento que logramos a través de un largo camino guiado por la luz, pero que sin el amor no sería posible de recorrer, ni lograr.


Hacia la luz
Antonio Capilla Loma
Ediciones Vitruvio, 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.